Analizamos la exposición Design by Performance del Z33 Art Center de Hasselt, Bélgica, donde se mezcla el diseño con la tecnología mostrando las tendencias de diseño más vanguardistas de Europa, en las que incluso más que el objeto resultante, resulta sorprendente el proceso de fabricación.

Autor:

Cofundador y Jefe de proyecto de Erasmusu.com. Desarrollador de juegos, diseñador gráfico y viajero. Si te gustan esos temas sígueme en twitter.

Aprovechando las ventajas del teletrabajo

Una de las cosas buenas de ser autónomo es que tienes una completa movilidad para trabajar desde donde quieras. El mes pasado se me fue la cabeza, cogí mi portátil y me fui a Bélgica una temporada.

En uno de mis viajes, visité la ciudad de Hasselt. Me gustó mucho su jardín japones, pero sobre todo me sorprendió la exposición gratuita Design by Performance del Z33 Art Center.

Conociendo el Z33 Art Center de Bélgica

El Z33 organiza todo tipo de exposiciones vanguardistas, de ese tipo de arte que no resulta fácil de comprender, o que simplemente te parece una ida de olla. No siempre las realizan en un entorno cerrado, a veces las llevan a la calle… o al rio. Desde luego un patito hinchable gigante no deja indiferente a nadie. Pincha sobre el patito para ver una galería con más imágenes:

El patito me lo perdí, pero la exposición de la que os hablaba era igualmente espectacular. Era una acertada mezcla entre arte moderno y tecnología. Aparte de todo tipo de objetos de diseño, te explicaban los procesos que habían utilizado para crear dichos objetos. En todos los casos era más sorprendente el proceso, que el objeto creado en sí. Además, había máquinas con las que podías interactuar en escenarios que a veces asustaban un poco.

La exposición comenzaba atravesando una cortina negra, tras la cual te aguardaba una sala poco iluminada cuya luz iba aumentando progresivamente casi sin que te dieras cuenta. Cuando tus ojos se acostumbraban a la penumbra, veías ante ti un habitáculo de paredes transparentes, una especie de estudio.

Una voz átona te invitaba a entrar al interior. Superado el miedo inicial y una vez dentro, por medio de algún tipo de sensor, la improvisada “casa” se daba cuenta de tu presencia y bajaba las persianas para darte intimidad. En el interior, la voz te iba guiando para que te recostaras en la silla, interactuaras con algunos objetos, caminaras de un lado a otro, etc.

Las disciplinas que muestra el Z33 están relacionadas con el arte visual contemporáneo y el diseño. Z33 investiga tanto los límite como los puntos de yuxtaposición entre ambas disciplinas.

En todo momento la casa parecía saber donde te encontrabas y qué estabas haciendo. Salí de allí un poco mareado, porque los cambios de iluminación eran constantes, se encendían y apagaban luces automáticamente y a veces algunos objetos emitían ruidos chillones. Parecía aquello una mezcla entre Encuentros en la tercera fase y Poltergeist.

La siguiente sala contrastaba con una iluminación muy intensa, era como pasar de la noche al día. En ella se exhibían sin ninguna explicación una serie de objetos de aspectos deformes. Ni un sólo objeto de la sala era simétrico, ni siquiera la sala en sí. Todo ello te hacía sentir bastante raro.

Los espacios estaban separados por cortinillas colgantes muy resultonas pero bastante molestas.

Tras esta sala, y subiendo por unas escaleras, se mostraba proyectado en la pared el reloj más curioso que he visto en mi vida. De hecho, costaba darse cuenta de que era un reloj. En él se veían a dos barrenderos, en una vista cenital, moviéndose de un lado para otro, y cada minuto empujaban una fila de basura, barriéndola, que hacía las veces de aguja del reloj. Tras darle bastantes vueltas, supongo que la manera de hacerlo fue grabar durante una hora el cambio de todos los minutos, y que cada hora giran la imagen 1 / 12 de ángulo para mostrar la siguiente hora aprovechando el mismo vídeo… ¿crees que lo hacen de otra manera?

En esta planta había varias salas. En la primera de ellas se exhibía un artilugio que no tengo ni idea para qué valía, si es que tenía alguna utilidad. Colgaba del techo e iba girando, haciendo subir a modo de abanico una serie de hilos de los que colgaba algodón. Estas “bolas” de algodón se sumergían en cubos de agua, empapándose. Quizás era algún tipo de pseudo perpetuum mobile. Lástima que la guía estuviera en flamenco y no entendiera lo que explicaban.

La siguiente sala estaba prácticamente a oscuras, con paredes que iban girando y creando una especie de laberinto. Te sentías como dentro de un videojuego, porque las paredes podían dejarte atrapado temporalmente en algunos puntos, o incluso “aplastarte” si te quedabas quieto donde no debías. Claro está no tenían la fuerza suficiente como para hacerte daño, y supongo que por eso no me encontré con ningún esqueleto tras una esquina.

Atravesado el laberinto, llegabas a una sala en la que el suelo parecía una superficie lisa completamente pulida. Al acercarte te dabas cuenta de que en realidad era agua. Sólo había un palmo de profundidad pero estuve a punto de pisar dentro por descuido. Fijo que más de un visitante se ha llevado una sorpresilla ahí, porque estaba todo muy oscuro. El improvisado estanque podía ser atravesado saltando por unas plataformas, al más puro estilo de las zamburguesas de Humor Amarillo. Mientras cruzabas, dos motores colgando de cuerdas rugían a izquierda y derecha girando endiabladamente, pero sin llegar a poder tocarte. Una vez más daba la impresión de estar metido en una pantalla del Mario.

En las siguientes salas se volvía a la luz y la tranquilidad. La exposición adquiría un toque más científico en esta parte. Se mostraban diferentes tipos de máquinas con las que podías interactuar. Me llamó especialmente la atención un artilugio con el que podías modelar 3d utilizando únicamente tus manos, sin ningún otro periférico. Te sentabas en una silla y un laser captaba lo que hacían tus manos y aplicaba los cambios a un cilindro tridimensional que se mostraba en una pantalla.

Cuando estabas satisfecho con tu obra de arte podías darle al botón “Guardar” y tu creación pasaba a proyectarse junto con la fecha en una pared. Era bastante rudimentario y muy poco flexible, pues apenas podías influir en la superficie de la malla tridimensional, pero no dejaba de ser muy curioso, sobre todo para mí que soy diseñador 3d y alguna vez me he imaginado soltando el ratón y cogiendo con mis manos la malla para editarla directamente. Sea como sea, esta tecnología está aún lejos de ofrecer este nivel de interactividad.

Las siguientes salas mostraban vídeos sobre métodos de fabricación de artículos de diseño. Aquí vi lo más impresionante de toda la exposición. En el en vídeo, que he logrado encontrar en youtube y os pongo debajo, se ve como mediante captura de movimientos dos chicas del estudio Front Design diseñan muebles directamente en el aire, moviendo gracilmente un “lápiz” que lo que hace es ir enviando su posición en el espacio a un ordenador. Esta información se procesa y se convierte en un modelo 3d, que finalmente es fabricado por una máquina en un material que recuerda al plástico. Es decir, puedes diseñar tus muebles directamente en el aire, con tus manos. Increíble.

Podéis ver más fotos de la exposición aquí.

Nos gusta

Nos gusta y nos llama la atención el nivel de “locura” que pueden llegar a alcanzar estas exposiciones vanguardistas, algunas como el patito mostrado al comienzo del artículo son realmente imponentes y únicas…

¿Qué opináis sobre este tipo de arte moderno? ¿Queréis que escribamos más artículos sobre este tema?

See you in another life.

¿Necesitas desarrollar un proyecto web o para móviles? ¡Estamos disponibles!

Visitar Cokidoo

Cokidoo, los creadores de Ontuts, desarrollamos proyectos tecnológicos centrados en redes sociales y aplicaciones web, aplicaciones móviles y consultoría web y bases de datos.

Somos jóvenes, inquietos, versátiles, apasionados por la innovación y enfocados en las nuevas tecnologías. Con Ontuts tratamos de compartir nuestro conocimiento adquirido en los distintos proyectos, ayudando a la comunidad y mostrando nuestra capacidad tecnológica.

Si necesitas un presupuesto sin compromiso, estamos disponibles, no dudes en contactar con nosotros.

Comentarios en esta publicación (1 comentario)

¿Te ha gustado esta publicación? ¡Puedes compartir tu opinión con todos nosotros! Simplemente pincha aquí mismo.

Me ha encantado la exposición, dan ganas de ir :)